Ayuda





Frontales para etiquetas adhesivas

Frontales para etiquetas adhesivas

LabelPlus dispone de una amplia gama de materiales o frontales para la fabricación de etiquetas adhesivas, entre los que destacamos :

Papel mate

Se caracteriza por su aspecto mate. Se trata de un papel de uso generalizado para el etiquetado de cualquier producto. Este papel puede ser reimpreso mediante transferencia térmica.

Papel couché/estucado

Se trata de la calidad más estándar. El papel couché, también conocido como estucado es quizá el soporte más habitual utilizado en las etiquetas impresas para productos de consumo. Ofrece una excelente relación calidad-precio. Este material permite la reproducción de logotipos, fotografías, coloridos, etc… con una alta calidad, con una excelente definición y nitidez en los colores.

Papel estucado de bajo gramaje

Se trata de un papel con las características ya descritas para el couché/estucado, pero que cuenta con un gramaje inferior que facilita su aplicación sobre superficies curvas o cilíndricas. Es de aplicación en productos cosméticos, farmacéuticos, fruta,…

Papel térmico directo

Ciertos productos requieren que en la etiqueta se incluya cierta información variable, como fecha de envasado, fecha de caducidad, número de lote, descripción del producto,…

En estos casos, la etiqueta se puede pre-imprimir con el logotipo corporativo y/o información que sea fija o invariable. En el momento del envasado o aplicación, se reimprime la información variable correspondiente. Esta información variable se puede reimprimir con distintos sistemas, como transferencia térmica, ink-jet, láser,… La transferencia térmica es el método más habitual para la reimpresión de toda esta información, y se puede realizar de forma directa (sin ribbon), o con ribbon. En el supuesto de utilizar ribbon, se puede utilizar un papel couché estándar.

En el caso de la transferencia térmica directa, el papel cuenta con un tratamiento químico en su superficie que le permite albergar la información variable sin necesidad de realizar la aplicación con ribbon. En función de las capas de tratamiento térmico que tenga el papel, distinguimos entre :

Papel térmico no protegido

En este caso cuenta con una única capa de tratamiento térmico en una cara, que se encuentra desprotegida. Por ello, la imagen impresa tiene una estabilidad muy limitada respecto a productos químicos, humedad,… Esta calidad está especialmente recomendada en aplicaciones donde la etiqueta no está expuesta a roces, productos químicos o temperaturas extremas (calor o frío).

Papel térmico protegido

Esta calidad cuenta con varias capas de tratamiento térmico, y ello hace que la etiqueta sea menos vulnerable frente a roces o cambios de temperatura. En este caso, la capa térmica sí está protegida para ofrecer una mejor estabilidad y resistencia de la imagen impresa. Genera mejores resultados respecto a roces que el térmico no protegido. No obstante, y dado que se trata de un papel térmico, sigue teniendo una duración más limitada en comparación con etiquetas reimpresas mediante transferencia térmica con ribbon.

Papel anti-grasa

Ciertos productos como jamones, quesos,… se encuentran en un medio graso. En estos casos, puede ser importante utilizar papeles y materiales anti-grasa, donde el frontal y el adhesivo cuentan con tratamientos especiales para poder funcionar de forma adecuada en estos entornos.

Papel metalizado

Este tipo de papeles cuentan con una lámina metalizada sobre la que se realiza la impresión. Generalmente son de color oro o plata, y existen distintas tonalidades brillo o mate. El uso de papeles metalizados genera etiquetas muy atractivas, que consiguen diferenciar el producto en el punto de venta. Este efecto metálico se puede conseguir bien mediante el uso de este papel, bien mediante la aplicación de stamping sobre la etiqueta.

Papel flúor

Se trata de un papel con un estucado fluorescente que permite etiquetar cualquier producto de forma muy llamativa.

Papel enológico

LabelPlus cuenta con una amplia gama de frontales especialmente diseñados para el mercado del vino. Se caracterizan por sus texturas especiales, acabados gofrados, …Se trata de frontales para etiquetas de alto valor añadido que genera una mejora en la presentación del producto, y que cumplen con las necesidades específicas del vino para soportar entornos de humedad, permitir el desprendimiento en el proceso de lavado o recuperación de la botella,…

Polipropileno

El polipropileno es un material sintético que ofrece etiquetas de alta resistencia. Aporta una ventaja considerable respecto a las etiquetas impresas sobre papel, sobre todo en entornos húmedos, donde el papel puede sufrir alteraciones. La naturaleza plástica del polipropileno hace que sea muy adecuado, y que tenga un un excelente comportamiento en este contexto.

El polipropileno puede ser :

Polipropileno térmico directo

El polipropileno térmico directo permite la reimpresión de datos variables sin ribbon sobre etiquetas que precisan incorporar información en entornos resistentes al agua. Ofrece también la ventaja de su resistencia al rasgado.

Este material se aplica habitualmente en productos cárnicos, equipajes, productos industriales y químicos.

Polietileno

El polietileno es un material sintético que tiene una excelente flexibilidad. El uso del polietileno es habitual en etiquetas para botellas de champú, productos cosméticos, …, donde se requiere que la etiqueta recupere su forma inicial tras someter el envase a una presión.

El polietileno puede ser :